miércoles, 13 de abril de 2016

Ser de aquellos que crean la memoria eterna





Esto no es un trabajo sino el corazón, el amor, la experiencia trozo por trozo, compuestos, añadidos, revividos en muy duros recuerdos.

Esto no es un trabajo sino el alma volcada aquí, suavemente, con perseverancia, precaución y ternura para dar a conocer y entender. Para ayudar a cuántos de cerca o de lejos necesitan honestamente saber, para volverse eficaces.

Esto no es un trabajo destinado a obtener un diploma, un título, una gratificación, sino el deseo profundo de ser útil y de aprovechar el saber de aquellos que han pasado por este camino y han vuelto, hombres nuevos y dignos. Gracias a ellos.

El Patriarca

Texto del libro Le Patriarche, Lucien J. Engelmajer
DROGAS, Sintomatología